Novedades:

El dinero: ¿Fuente de felicidad?

Según expertos el estado de ánimo de muchas personas depende de su economía personal, influyendo esto en sus actividades cotidianas como en el trabajo, lo social y familiar. Desde hace años se dice que el dinero no trae la felicidad, y que solo se trata de un capricho materialista, pero un estudio realizado por la Oficina Nacional de Estadísticas del Reino Unido declaró que la felicidad y positivismo de las personas aumenta en gran escala con la riqueza, aunque esto trajo diferentes opiniones que se negaban y otras que estaban de acuerdo, diciendo que el dinero no lo es todo.

Un experto en la materia, afirma que la mayoría de las personas ven el dinero como un tema tabú donde no pueden expresar su opinión, ya que pueden tomarlos como materialistas. Se dice que el dinero sí da felicidad, si sabes quién eres, y no dejas que se te suban los humos a la cabeza, el dinero no hace ni más menos a las personas, existen malas personas que no poseen mucho dinero, como hay personas buenas con muchísimo dinero, esto sólo depende la humildad de cada uno.

Materialismo y ambición

El dinero se vuelve algo malo para nosotros al momento en que no sabemos medir nuestros gastos y caprichos, volviéndonos materialistas, no nos importa comprar lo esencial sino gastar en tonterías. Llegamos a un punto que el dinero que poseemos no nos satisface del todo y buscamos distintas alternativas para conseguir más y más dinero.

Los errores más comunes

  • No poseer mucho dinero para salir con tu grupo social y no saber cómo decir “no”.
  • Querer ayudar a la fuerza, si un familiar está pasando por un mal momento o enfermó y no posees el dinero para ayudarlo, no te estreses y cuéntale tu situación.
  • No aceptar tu posición económica, gastar y gastar hasta el último centavo de tu sueldo para entrar en un “estatus social”.

El dinero puede ser bueno para nuestra tranquilidad, ya que no tenemos estrés sobre nuestras preocupaciones del hogar, sobre la comida y cosas básicas de gastos.